domingo, 21 de julio de 2013


DESCUBRE:
 ¿Qué tienes tú de especial?


Aparentemente, nacemos solos y morimos solos… pero solo aparentemente.

Cuando nos embarcamos en este viaje, al nacer en esta obra de teatro que es lo que conocemos como la vida, no venimos solos. Nos acompaña, en primer lugar nuestro guía espiritual. Él es el encargado de ayudarnos en todo lo que necesitemos…. Prosperidad, desarrollo espiritual, comprensión, ayuda en cualquier momento… siempre en armonía con las leyes universales y de manera perfecta para que nadie salga perjudicado con nuestras peticiones.
Siempre hemos escuchado que todo lo que necesitamos saber, la respuestas a nuestras preguntas están dentro de nosotros mismos… y así es… pero… no nos han dicho como encontrar esas respuestas… cómo llegar a esa información... Aprende como llegar a dicha información con ayuda de tu guía, ésta es su misión: enseñarte a conectar con tu propio Ser Eterno… tu YO SOY, el que tiene todas las respuestas.

Abrir esta PUERTA INTERDIMENSIONAL para conectar con TU GUÍA:

- Comunicarte con tu guía de forma segura y directa para recibir consejos, ayuda para resolver tus problemas y entender por qué te pasan ciertas cosas y cómo evitarlas.
- Aprender a discernir cuando un mensaje viene de nuestro Guia Espiritual, si tiene otro origen o es una interferencia de nuestra mente.
-Realizarnos como personas únicas e irrepetibles, decididos a desarrollar todas y cada una de nuestras cualidades y virtualidades; y alcanzar, así, nuestra plenitud humana y divina; para que, de esta manera, podamos glorificar a Dios en espíritu y en verdad; ser felices, ahora y eternamente; dando siempre lo mejor de nosotros mismos a los demás, con los que estamos comprometidos a vivir en comunión y hacer realidad ese mundo nuevo que todos queremos.

-La luz y la fuerza, para valorar y aceptar a TU GUÍA en tu propia vida. Para conocer y profundizar en este "misterio de amor" que eres tú, es imprescindible TU GUÍA. Por esta razón, TU GUÍA ha de ser siempre como el alma y el corazón de tu existencia entera. Si valoras de verdad TU GUÍA , el amor guiará siempre tu vida, y comprobarás, de muchas maneras, el poder de Dios, en tu existencia.

Para tener la verdadera sabiduría "conocer a Dios, conocerte a ti mismo", es preciso, imprescindible, la presencia activa y continua del Espíritu Santo TU GUÍA. "El amor de Dios ha sido derramado en tu corazón, por el Espíritu Santo que se te ha dado". Eres, vales, puedes... por el Espíritu Santo.
El Espíritu Santo te inunda, te envuelve y te guía siempre con su amor. Te facilita el que puedas saborear el bien. Te capacita para que hagas siempre el bien y lo hagas bien. Te llena de amor, agrandando tu capacidad de recibir amor, de dar más amor a los demás. Su amor te enseña a amar de verdad, a amar cada día más, de amar mejor. Gracias al Espíritu Santo, tienes el tesoro más grande y más valioso, que no se puede comparar con nada: tu fe, la luz de Dios, la vida divina, la salvación de Jesucristo. El Espíritu Santo es tu maestro interior, TU GUÍA. Nadie como él para enseñarte a bucear en la inmensidad de Dios. Nadie como él para conocer el mundo maravilloso de cualidades, valores y posibilidades que existen dentro de ti. El motor de tu vida está dentro de ti: es el Espíritu Santo, TU GUÍA. Te ilumina, te fortalece, te consuela, te acompaña... descubriéndote los planes de amor que Dios tiene para ti, haciéndote entender que "Dios mismo lo dirige todo para tu bien".




No hay comentarios:

Publicar un comentario